No Soy YO, Sos VOS! (vol I)

Estimados, quiero compartir el siguiente relato con Uds. para ver si alguien me explica de qué va la cuestión, porque es el día de hoy que yo aun no lo entiendo.

Marina es una adorable mujercita de 34 años, contadora, inteligente y divertida. No será Heidi Klum, pero realmente tiene lo suyo. Alta, flaca, con una contextura ósea y cabello envidiables, así como unos ojos profundos y una boca generosa, es de esas mujeres por las que todos giramos la cabeza al verlas pasar (si, incluso nosotras, las otras mujeres).

Trabaja en una empresa multinacional, con un cargo relativamente importante, que si bien no es lo máximo a lo que podría aspirar, es un cargo que la deja vivir tranquila y tener una vida fuera de las cuatro paredes de la oficina, y para ella, que adora tener tiempo para si misma, eso es mas que redituable.

Hace dos años, por esas cosas de la vida, decidió cambiar de aires y probar, dentro de la misma empresa, trabajar en otra área de donde la venían pidiendo hacia un tiempo. Si bien el trabajo no era muy específicamente lo de ella, pensó que este cambio podría abrirle algunos otros horizontes, y por eso mismo se arriesgo.

Al poco tiempo de instalarse en su nueva oficina, se encontró con algunos conocidos trabajando en esa área, lo que le produjo cierta felicidad, ya que sintió que así, con gente que ya conocía, no le iba a costar tanto relacionarse con la nueva gente. Dentro de este pequeño grupito de conocidos estaba Marcos, un contable de mas o menos su misma edad, con el que había coincidido algunas veces en distintos cursos de la empresa. Como el flaco siempre le aprecio de lo mas agradable, empezó a charlar bastante seguido con el, sobre todo al medio día o en los cortes para el café. Estas charlas distendidas (fuera de los ambientes de curso) le hicieron ver que era un tipo copado, dueño de un humor acido e irónico, inteligente y, con lo que en su momento le parecieron dos dedos de frente; en definitiva, alguien con quien podía ser agradable salir alguna vez. Por todo eso, y aunque físicamente no le movía un pelo, es que Marina acepto juntarse para tomar algo la siguiente vez que el la invito.

Bueno muchachada, para hacer la historia corta, Marin y Marcos salieron una noche. Fueron a tomar algo a un bar en Palermo, donde pasaron una agradable velada charlando un poco de todo menos de trabajo, descubriendo puntos en común, bah divirtiéndose…Y si bien para Marin el Sr. en cuestión seguía siendo feo; a ella, muchacha inteligente y que se deja llevar por otros estándares, eso no le importo nada cuando decidió que aceptaba la invitación a tomar un café en su casa.

(Mi querida y adorada Marin…ERROR, GRAVE ERROR! No me voy a cansar de decírtelo NUNCA!)

Llegaron al dpto, que quedaba bastante cerca del lugar donde se habían encontrado previamente, y como era de esperarse café no había, pero no importo demasiado. El ofreció le ofreció una copa de vino a cambio y ella acepto gustosa. La charla continuo y se fue adquiriendo matices más íntimos, y de los gustos personales que podríamos denominar comunes o públicos, pasaron a los más privados. Una cosa llevo a la otra y para cuando mediaba la botella de malbec, Marin y Marcos ya estaban absolutamente enredados en el sillón. Muertos de risa, terminaron de desvestirse camino al cuarto. Y allí Marina cometió su 3er error

(Si gente, si. Es el 3ero, no me equivoco, cuenten conmigo: 1, aceptar ir a la casa de Marcos cuando no todo le cerraba; 2, aceptar vino en vez de café, cuando ya venia tomando de antes; 3, acostarse con el!)

Claro que ella no se dio cuenta de esto hasta mucho mas tarde.

Después de terminado el encuentro, Marina se vistió lo mas rápido que pudo y se fue aun mas rápido todavía. Las cosas no habían resultado como ella esperaba, en primer lugar porque no pensaba tener sexo con Marcos esa noche y en segundo, porque luego de haberlo hecho se arrepintió mortalmente. No por el sexo casual en la primera cita, sino porque había sido malo, pero MALO así con mayúsculas, de esos encuentros de los cuales mejor no guardar ningún tipo de recuerdo o rogarle a cualquiera que te de un fuertísimo Golpe en la cabeza hasta que quedes amnésica!.

Claro que Marina, además de inteligente es BUENA, entonces se limito a pensar que quizás eso se debía a que era la primera vez, que ella podría estar sobredimensionando las cosas, que todo podía ser efecto de los nervios + el alcohol, o vaya uno a saber que, por lo tanto que hizo la Boluda? Acepto un segundo encuentro…

(Continuara…Capaz!)

by CaT

5 Respuestas a “No Soy YO, Sos VOS! (vol I)

  1. Ufff…
    Me habia olvidado de esa historia…
    pobre pobre pobre flaca!
    (vi que cambiaste los nombres de los personajes..Bien ahi nena!)

  2. jejejeje

    espero la segunda parte para explicarte todo bien, entero

  3. Y la continuación?!
    Habrá continuación, no??
    Saludos!

  4. jajajajaa
    bien por ellas

    me aprobaron el comentario

  5. Aun no puedo creer q alguien este leyendo y ademas pida la continuaciooonnnn…
    OMG!
    Evidente q me debo a mi publico (?) y les prometo en breve la 2da parte, q como suele suceder, siempre es peor!
    besosos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s