Educando al (futuro) Ciudadano.

Señoras y Señores:

ULTIMO MOMENTO

VIVIMOS en SO CIE DAD!

Si si, por si todavía hay gente que no se dio cuenta de este pequeño hecho, les confirmo que es así. Y por esta simplísima razón es que, por mas que uno sea uno e individual, y cada uno de nosotros seamos únicos en nuestras características (por mas que compartamos ciertos datos genéticos en nuestra cadena de ADN) propias, estamos en un mundo poblado por otros seres humanos, así que debemos seguir ciertas reglas de convivencia si no queremos que de un tremendo boleo en el orto nos metan en un pabellón psiquiátrico o en una cárcel de por vida…Bueno, quizás exagero porque lo que pensaba plantear hoy son pequeñísimas normas que si son incumplidas no pueden mandarnos directamente a estos sórdidos lugares, pero claro algunas veces una cosa lleva a la otra, y por mucho menos que respetar el orden de una fila o saludar a alguien se han desencadenado guerras. Pero no nos dispersemos que hoy no pretendo tratar casos de crímenes de guerra o lesa humanidad, sino algo mas sencillito: La educación y modales de los niños o por lo menos, aquellas cosas que intentamos enseñarles como tal.

Aclaro desde ya que YO no tengo –y por lo tanto no educo- descendencia ni propia ni ajena, pero no por eso me siento menos calificada para preguntarme algunas cosas sobre los pequeños terroristas que dan vueltas por allí. O sea, tengo muchos amigos que tienen hijos y los mismos se encuentran dentro de un amplio rango de edades que van desde los 6 meses hasta los 17 años, por lo tanto me he dedicado a estudiar sus actitudes respecto a lo que solemos llamar “buenas costumbres”. Y lo que me preocupa no es el accionar de estos…ooohhh Nooo, sino el de los adultos que los acompañan, que son (somos) quienes deberíamos marcarles determinadas pautas para que puedan desenvolverse en este mundo sin que los sienten de culo de un castañazo en la primera de cambio. Lo que me lleva a preguntarme: cuando puede uno decirle a un amigo: Mira que estas educando a tu hijo para la reverendísima mierda!??? O quiza dirigirnos hacia un desconocido y pedirle que por favor controle a su infante del demonio. Pero dejemos esta pregunta para más adelante y veamos algunas situaciones donde se involucran crios (y no tanto) en las cuales, obviamente, nadie les explico estas reglas básicas de la convivencia.

Caso N° 1: Parada de Bondi.

TODOS sabemos que donde para el colectivo se forma fila para esperar este grandioso medio de transporte. También todos sabemos que esta fila se forma por orden de llegada a la misma y aquí NO HAY EXCEPCIONES a la regla. Es decir, quien llega primero tendrá la ventaja de subir primero al bondi. Hasta aquí, todos de acuerdo, no? Bien, también podemos entender que, en determinados casos, haya gente que por una cuestión de educación y/o galantería permita que aborden primero aquellas personas que: -sufran de algún tipo de discapacidad física (bien sea por edad, por algún problema físico o porque portan un bombo de 5 meses pero que parece de cuatrillizos y a punto de parir), -porque sea un adulto que viene acompañado de un pequeño infante que casi no puede valerse por sus propios medios o, -porque es tremendo minon que raja la tierra. Perfecto y son buenas si el que cede el paso esta delante nuestro.

Pero: Hay derecho que si nadie le cedió el paso a la Sra. con su cría de unos 5 años que se la paso rompiendo las bolas durante 15 minutos seguidos correteando por todos lados, la misma se suba primera y a los empujones, arrastrando de la mochilita a la criatura que no deja de berrear porque quiere seguir jugando en el cordón de la vereda? Es posible que nadie diga nada cuando la misma Sra. paga solo 1 Boleto (el suyo) y ocupa casi 4 asientos porque su niñita quiere dormir la siesta? O que la misma niñita pise y camine por sobre el pobre flaco que tuvo la mala idea de sentarse en el asiento de al lado (luego de correr lo mejor que pudo las piernitas de la pequeña) solo porque ELLA quiere asomarse por la ventanilla para tirar papelitos, mientras su Sra. madre lee una revista? Tenemos que soportar todos los que viajamos en el mismo bondi los grititos agudos que taladran nuestros tímpanos solicitando los caramelitos rosas en vez de los azules? O podemos educadamente darle un tremendo sopapo a la nena para que se deje de joder y también aplicarla a la madre para que tome conciencia? Me tengo que aguantar un viaje de 45 min. parada (y cargada como un ekeco) solo porque la nena desparramo toda su cajita de jugo en el otro asiento libre –el flaco ya se resigno y aguanta estoico las salpicaduras!- y la mami ni se digna limpiarlo con un papelito? O puedo limpiarlo con el culito de la pequeña mientras le pego un buen tironcito de orejas y le explico que ella NO puede bañar a la mitad de los pasajeros solo porque le divierte?

Caso N° 2: La hora de dormir.

Acá no voy a hablar tampoco de niños muy grandecitos (preadolescentes) o adolescentes ya, porque ya sabemos cuales son las rebeldías tipo de esa etapa; por lo tanto volveré a referirme al grupete de infantes que trato asiduamente y cuyas edades van de los 9 meses hasta los 10 años. Aquí tomo 3 casos testigo: Pareja A, dos niños (9 meses y 3 años); Pareja B, un niño (3 años); Pareja C, un niño (10 años).

La situación es la misma aplicada a las diferentes parejas. Nos juntamos un grupo de amigos a cenar en casa de la Pareja con niños. Todos llegamos a una hora medianamente temprana para poder ver a los renacuajos e interactuar un rato con ellos, como buenos tíos postizos que somos. Llegado el momento de la comida vemos las diferentes situaciones.

Pareja A: Los niños ya comieron mientras nosotros empezábamos a preparar nuestra cena de “Adultos” y para el momento que estamos casi a punto de sentarnos a degustar un espectacular asado acompañado de unos vinos, los peques se acercan, nos dan un besote baboso a cada uno y se van a DORMIR, previa pasada por el baño a lavarse los dientitos (OMG!) y hacer un pis el de 3 añitos (lógicamente, el otro sigue con pañales aun!). Es por ello que a las 21:30 aproximadamente podemos estar todos disfrutando de la cena y el etílico sin preocupaciones y sin cuidarnos respecto a lo que decimos.

Pareja B: El crío aun no comió porque (cocinemos nosotros o no) compartirá de lo que come su mama. Léase, va a cenar con nosotros, que a esta altura, y picada previa, ya llevamos puestas algunas cervecitas y estamos quizás un poquito sueltos de lengua. Igual no importa, porque el nene no entiende (?). La cuestión es que cenamos, comemos el postre, preparamos el café, seguimos con la cervecita y de golpe es la 1 de la mañana y el vástago de los amigos sigue rompiendo los gobelinos por allí. Lo grave no es que el niño rompa y se trepe por el sillón y por encima nuestro, que como buenísimos tíos (y como los sillones, la mesita ratona y el pibe NO son nuestros) no nos preocupamos demasiado cuando se cae o revolea un adorno -aunque nos empezamos a cabrear cuando vuelca las cervezas- Lo que nos preocupa es el constante quejido molesto que brota de sus labios, acompañado por el intento de disculpa paterna de: ”Y bueno pobrecito, tiene sueñito” Finalizando con la desaparición de alguno de los progenitores que llevan al niño a dormir, acción que puede tener como resultados, en el mejor de los casos que el mismo regrese a los 40 minutos y vencido, con el crío sobre sus hombros y mas despierto que nunca o; en el peor, el mismo progenitor, para evitarnos el regreso del demonio, se queda absolutamente dormidito junto con él y por lo tanto la reunión se termina.

Pareja C: Acá el caso es diferente. El nene en cuestión es bastante grande ya y entiende todo…por lo tanto tenemos que cuidarnos en los comentarios como de mearnos en la cama, ya que no solo entiende todo, sino que además repite todo (y los padres piensan que lo hace de ingenuo – JA!) dejándolo a uno muy mal parado en cualquier próxima reunión que obviamente NO sea de amigos (al mejor estilo: Abuuuú sabes lo que dijo la tía?? Que la puta de la vecina se la paso garchando toda la noche con el chongo de turno y a ella no la dejo dormir y lo peor es que ella es horrible pero el chongo la debe tener de 30 cm. y no entiende como se lo engancho! O algo similar!). Entonces, durante la cena, la conversación decae como si estuviéramos cenando con desconocidos en vez de con nuestros amigos de toda la vida para evitar caer en la boquita del nene! Una vez terminada la cena y momento de la de sobremesa, cualquiera espera que el pendex se retire a su cuartito a descansar y soñar con los angelitos (que supongo a esa edad comienzan a ser 90-60-90) pero nooo, el nene quiere y reclama el partido en la Play que uno de sus tíos le prometió 3 meses antes, para poder darse el gusto de ganarle y ahí si, perdemos cualquier oportunidad de seguir con la charla, porque comienza la batalla entre los padres para que el chico se vaya a dormir sin romper las bolas o en su defecto que juegue solo hasta que la madre le desenchufe el aparatito…pero todos los que no son los padres QUIEREN jugar el bendito partido, mas entre ellos que con el crío; y todas las que NO juegan a la play (y no soportan que sus adultos niños lo hagan) comienzan a poner una cara de culo importantísima porque “estos hombressss no son capaces de mantenerse en una reunión y conversar como adultosss” (asiiii, arrastrando las S como sonido de víboras!) Y obvio, todo se desvirtúa para la carajo, porque empiezan los reproches y la reunión se disuelve, mientras el niño maldito se retira a su cuarto y a su play (y yo estoy casi segura que se va con una sonrisa torva y frotándose las manitas!).

Entonces es en este punto donde yo me pregunto: Se le puede decir a los amigos y/o familiares del infante: POR FAVOR, DALE UN POCO DE EDUCACION al PENDEJO ESTE que NO NOS DEJA EN PAZ! O es que quedara muy poco educado nuestro propio reclamo? Esta muy mal ponerles a todos de ejemplo los niños de la pareja A, cuando nosotros que NO somos padres y reclamemos, seguramente recibamos el comentario: “Es muy fácil hablar de educar cunado uno no tiene hijos”?? O simplemente les pedimos prestado por un fin de semana al niño y durante dicho tiempo nos dedicamos a “corregirlo” las veces (y por los medios) que sea necesario hasta que entiendo los conceptos básicos del: Buenos días/Buenas noches, Por Favor y Disculpame; para devolvérselos a los padres como vencedores??? [Aunque dudo mucho esto ultimo – lo de Vencedores- porque acabo de acordarme un viejo dicho que repetía siempre una tía mía: “Cuando Dios no te da hijos, El Diablo te de SOBRINOS!”]

Y básicamente (ya fuera de los dos casos de análisis): Podemos tratar de inculcarles a los padres (con o sin golpes) un básico de estas ideas sobre vivir y convivir en sociedad?? Sobre todo como para evitar que estos niños de hoy, sean unos adultos de mierda el día de mañana (y si, tengo un par de casos para ejemplificar esto también!).

En todo caso, mi idea a partir de hoy es tratar de hacerme oír y tratar que los peques entiendan (los adultos ya estamos en el horno!), para que por lo menos en este puntito en particular, no se me aplique a mí la frase favorita de la Colo:

“Si no se Queja, NO se Queje!”

NdeA: Si bien el texto es completamente de mi autoria, debo agradecer a mi gran contadora de anecdotas por el material graciosamente otorgado!

por Puck

10 Respuestas a “Educando al (futuro) Ciudadano.

  1. Y ya que nadie dejo un comentario aqui hasta el momento, quiero aprovechar para agradecer al Sr. Rencoroso por brindarme (sin querer o quieriendo) el nombre ideal para esta categoria…Y si Cachorra, a vos tambien por decir que la politicamente incorrecta seguro que soy yo (Ppppsssstttttt!!!)

  2. Escribo de raje porque estoy de salida. Mi opinion es SI!!!! hay que decirles que si no les dan un rescatate a los niños, lo haremos nosotros. Y lo digo yo que soy madre de una de seis… Pero la piba es viva (y , es hija mia, je…) y sabe que con mamita no se jode, si dih¡go a dormir, es a dormir o agarrate catalina…. Pero hay otras que tienen el “pobrecito/a, es que xxxxxx, sabes? (“xxxxxx” reemplacese por la excusa de turno).
    lamentablemente, a los padres como ya son adultos, no les podes inculcar nada, por lo tanto tampoco lo haran con sus hijos.
    asi que a los vastagos de estos padre que no saben poner un patadon a tiempo, hay que decirles por lo bajo que si no se quedan quito, la tia los va a tirar al rio atados a una bola de cemento…… si no funciona, un pellizcon al costado acompañado de una sonrisa psicopata tambien puede funcionar.
    Y en casos extremos, un pañuelito embebido en formol en la nariz cuando mami se da vuelta, y taraaan!!!! mira como se durmio el nene…..

    Salud!

  3. AjJAJAJJAAJajajaj!
    Me encanto el textooouuu!! Y me puedo imaginar muy pero muy bien a la Colo super violentada en el bondi y apunto de cagar a sopapos a la nena y a la madre..JJajAjAjajajaajajJAJA!
    Muy bueno tu comment Euge, y estoy con vos. A los padres ya no los educas ni por putas, pero a los niños todavia los podes rescatar y se vale utilizar el metodo mas acorde al pequeño hijodeputa.
    Besosos

  4. Gracias gracias Euge por tu comentario!
    Es muy bueno saber que algunas madres y padres tambien estan de acuerdo con que a los niños hay que limitarlos, y que si los padres no pueden, los tios SI PODEMOS (aunque lo hagamos por atras!)

    Puck, Politicamente (In)correcta, muy correcto tu agradecimiento al Sr. Renco!

  5. La del colectivo es fija, por eso me siento atrás y no le doy pelota a nadie, y cuando se aparece alguna que otra pendejita como las que decis o le tiro el pelo “sin querer” o la piso para que se calme haciéndome el pelotudo, no hay nada que me empute más que unos pendejos malcriados y unos padres pelotudos. Lo de la educación de cada hijo no tengo la más puta idea jaja pero en simples palabras creo que por más que uno, que vive fuera del núcleo familiar , intente inculcarles algo de educación y buenos modos es al pedo, cómo dice mi vieja… Sino viene de la base que es la familia, son como animalitos.

  6. mmmm
    nunca me metí con los hijos de amigos y tampoco con los hijos de extraños, pero me sería infinitamente más sencillo en el segundo caso
    (con “meterme” me refiero a expresar a viva voz si el pendejo me está molestando en algo concreto, porque no le diría a nadie que educa mal a sus hijos)

    si vamos al caso, a mí me dan muchísima más pena los pibes que andan por la casa como en regimiento que rabia los pendejos gritones

    lo que no significa que tenga que tolerarlos,
    no voy a esas reuniones
    o nos encontramos afuera, o nos encontramos en una casa tranquila advirtiendo que es “sin menores”
    porque es tooodo un tema cuando te traen los pendejos a tu casa y después tenés que estar yendo y viniendo para “calentar la mamadera, tenés un juguete o algo, no tenés agua mineral, puedo usar tu cama, habrá una colchoneta para el piso, podés encerrar tu gato, ay soooorry que meó tu sofá o volcó el vaso en la alfombra o rompió la taza del juego”

  7. JuAJJUAAJua
    Muy cierto el tema de los pendejos de visita en casa. Pero tambien es un tema el salir “sin menores” cuando no tienen donde dejarlos (porque no hay tio, abuelo, vecino o niñera que se quiera hacer cargo!).
    Yo a algunos los tolero, y cada tanto deslizo algun comentario a los papis o le aplico un correctivo al tierno infante. A los que entran en el grupo de “Pendejo NO TE SOPORTO” bueno, trato de no verlos o ir a reuniones donde se que estara el niño en cuestion, pero algunas veces me la tengo que fumar!
    Igual, yo soy bastante energumena y mis amigos lo saben, y los terceros -y sus vastagos- tambien se enteran!

  8. jajaja
    ¡Pobres pibes!
    Cuando mi hija era chiquita, se iba a dormir temprano si venían amigos a casa. Comía y a la cama. Ahora, que es más grande, también se va si vienen amigos a casa. Creo que piensa que mis amigos son muy aburridos.
    Igualmente, sobre el cachetazo a los niñitos que no se quedan quietos en un colectivo, dáselo al progenitor más cercano. No es culpa de los niños.
    A mi me gustan los chicos. Soy la típica persona a la que un nene está pateando en el tren y dice: ¡ay, no hay problema, es adorable! sacándose el barro de la pollera blanca que justo decidí usar ese día… Y la que calienta la mamadera toda sonriente, mientras el resto del grupo está gruñendo porque el bebé de alguien llora como un desgraciado.
    Igual, te entiendo. Mi ahijado es un demonio. Yo digo que adorable, pero mi vecino no está de acuerdo. En un momento que con mi amiga lo perdimos de vista le tiró un par de piedrazos cerca del auto… No sé por que lo tomó tan mal… Es un viejo amargado…

  9. Hola Emme, Bienvenida!

    Jajaja! Me mato la imagen de barro en la pollera blanca y t tierna sonrisa! Si fueras la C. seguramente le meterias la bota barrosa en la boca a la madre mientras el niño aprende modales de una manera grafica!
    Y definitivamente, tu vecino es un viejo amargadoooo! Jajajaja
    Beso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s