Archivo de la etiqueta: cuento

No quiero 8, solo 1

Días atrás hablaba con mi amiga. Y ella me contaba de su día. En medio de esta charla surgió el numero 8 y la lectura de su texto.
Querida Amiga: es maravilloso tu texto. No lo voy a publicar ni comentar porque te lo prometí, pero es realmente Genial!
Le vengo dando vueltas al mismo hace días…básicamente a su significado entrelineas, y me di cuenta que YO no quiero 8, ni siquiera 7 (mi número favorito). YO solo quiero 1.

Pero no un 1 de todo lo que el 8 significa para ella…No señoras y señores. Simplemente quiero 1 que me explique de una buena vez cual es el tongo acá. La verdad de la milanesa. El “Que cuernoooossss paso”. El Porque se dio vuelta la tortilla cuando yo ni moví la sartén. Alguien a quien se le caiga una idea (solo pido una, no mas che!) de la realidad de todo el asunto. Pero no es tan fácil. No, ni lo sueñen! Porque la necesidad de ese 1 que yo quiero resulta de una improbabilidad increíble (casi diría que es imposible, vio!) habida cuenta que no logro siquiera que devuelvan el saludo.

Yo no quiero 8. Yo quiero 1. Y ese 1 resulta un desafío cuasi imposible de lograr. Así que mis queridos y queridas, si uds tienen un numerito mas alto que 1, aprovechenlo…porque parece que es mas fácil conseguir las cosas al por mayor que de manera unitaria!

Fdo. La Cachorra

Invasión Vampírica Light (o “May I suck your Blood, if you pleased…”)

Bueno, finalmente he decidido abandonar un poco mis libros de estudios –total, vengo para atrás con el tema!- y aprovechar que tanto la Pc como la Interneta han decidido volver a funcionar relativamente bien en mi hogar, y debo decirles que la conjunción de ambas en funcionamiento es un gran GRAN avance!

Hace rato tenía ganas de escribir algo, pero no venía muy decidida por ningún tema, bah, la realidad es que tengo varios temas dando vueltas, pero toooodoss muy seriotes, y como que ya estoy un poquito podrida de la seriedad – les dije que últimamente estoy hecha una Piquetera? Ah, no? Bueno, pues si!- Entonces nada de lo que pensaba me venía bien, puesto que son temas que tengo ganas de tratar seriamente y no en cuasijoda, por lo tanto los fui descartando uno por uno.

Entonces, mientras revolvía entre mis textos viejos – Si CaT, si…Otra vez estaba intentando autoplagiarme…NO jodas más con el tema-, y decidíamos con A. que hacíamos ayer a la noche, sucedieron un par de eventos que dan lugar a este post: Sigue leyendo