Archivo de la etiqueta: no sex

No quiero 8, solo 1

Días atrás hablaba con mi amiga. Y ella me contaba de su día. En medio de esta charla surgió el numero 8 y la lectura de su texto.
Querida Amiga: es maravilloso tu texto. No lo voy a publicar ni comentar porque te lo prometí, pero es realmente Genial!
Le vengo dando vueltas al mismo hace días…básicamente a su significado entrelineas, y me di cuenta que YO no quiero 8, ni siquiera 7 (mi número favorito). YO solo quiero 1.

Pero no un 1 de todo lo que el 8 significa para ella…No señoras y señores. Simplemente quiero 1 que me explique de una buena vez cual es el tongo acá. La verdad de la milanesa. El “Que cuernoooossss paso”. El Porque se dio vuelta la tortilla cuando yo ni moví la sartén. Alguien a quien se le caiga una idea (solo pido una, no mas che!) de la realidad de todo el asunto. Pero no es tan fácil. No, ni lo sueñen! Porque la necesidad de ese 1 que yo quiero resulta de una improbabilidad increíble (casi diría que es imposible, vio!) habida cuenta que no logro siquiera que devuelvan el saludo.

Yo no quiero 8. Yo quiero 1. Y ese 1 resulta un desafío cuasi imposible de lograr. Así que mis queridos y queridas, si uds tienen un numerito mas alto que 1, aprovechenlo…porque parece que es mas fácil conseguir las cosas al por mayor que de manera unitaria!

Fdo. La Cachorra

El Viaje Introspectivo

Como se habrán dado cuenta (por lo menos la Colo y CaT) desde hace un tiempo a esta parte no he pasado – ni aportado- mucho por acá…y por lo que puedo ver esto sigue vivo, o algo que se le parece, y ESO ya es un gran avance! Es decir, yo no puedo asegurar, tal como dije el primer día, que vaya a ser muy constante con esto, por que ni siquiera hoy sé muy bien en que se va a transformar (por si no se dieron cuenta, a las 3 “cabeceadoras” nos gustan estilos muy diferentes y por eso escribimos dentro de esos estilos) pero me alegra ver que de un modo u otro algunos aportes mas se han hecho. También puedo notar que fue – que Ra-Ro – la Cachorra quien mayor impulso le dio…Nena, no podía esperar menos de vos, aunque debería empezar a hacerlo para que no cargues otra mochila más…
Sigue leyendo

En estado Abandonico

Simplemente eso.

Como pueden ver, aca esta todo un poquito ABANDONADO!
:S

Puck esta de viaje, La Cachorra esta trabajando (?) y yo con una fiaca tremenda, mucho trabajo y muchas cosas mas en la cabeza (es que voy sumando gente y en vez de despejar el panorama, este resulta cada vez mas cloudy!).

Ademas, como dijo la dueña del circo en su primer post…esto podia suceder – al menos cabia esperarse de nosotras dos- pero confiabamos que la Cachorra nos sacara adelante…Claro que no podemos depender siempre de que nos ejerza su “proctologia aplicada” ni que deje sus quehaceres cotidianos para escribir todo ella, no?

Igualmente hay algo que no me queda muy claro…Me dijo que tenia algo para publicar (espero que no sea nuevamente autochoreo!) pero no lo hizo aun…estara bien esta chica???

Si hay alguien que lea, este post es ABOSLUTAMENTE superfluo, but shit happens!

See you people!

By CaT

No Soy YO, Sos VOS (vol II)

A pedido de la gente, vamos por la segunda parte! Eso sí, no esperen detalles demasiado escabrosos, pornos o calenturientos…porque es Jueves Santo y estamos en un día de recogimiento, vieron?
Bueno, aqui vamos:

Segundo Encuentro de Marina y Marcos

Esta vez ni barcito en Palermo, ni vino en la previa, ni un cuerno. El flaco prácticamente la estaba esperando en bolas cuando le abrió la puerta. Y ahí, apenas ella traspaso el umbral, la ataco el sexopata voraz. Y ese encuentro no solo fue malo maliiisimo, sino que a Marin se le hizo eteeeeeeeeerno. Pobre chica, tras que la experiencia no estaba resultando del todo satisfactoria (yo diría que nada, pero ya les dije, ella es BUENA!) el Sr. no paraba de vanagloriarse de lo bueno que era, tanto en la cama como fuera de ella. Entonces a la morocha no le dieron las piernas esas largas que tiene para salir corriendo y volverse a su casa!

Ya una vez en la seguridad de su hogar, me llamo por teléfono (ganas de matarla por el horario en que llamo, pero más que nada por hacer estas cosas) y me contó la fatídica segunda vez. Solo voy a decirles una cosa: TERRIBLE! No da para más comentarios sin entrar en intimidades que no me corresponden a mí ventilar ni por este ni por ningún medio (lástima, porque les puedo asegurar que podrían ser hilarantes…si no le pasan a uno, no?). Pero lo que más le preocupaba a mi amiga era tener que verle la cara al zapato este al día siguiente. Ahí yo ya no podía ayudarla de ninguna manera, salvo ofrecerle todo mi apoyo moral para cuando lo necesitara…Y no se demoro mucho, eh?
Sigue leyendo

No Soy YO, Sos VOS! (vol I)

Estimados, quiero compartir el siguiente relato con Uds. para ver si alguien me explica de qué va la cuestión, porque es el día de hoy que yo aun no lo entiendo.

Marina es una adorable mujercita de 34 años, contadora, inteligente y divertida. No será Heidi Klum, pero realmente tiene lo suyo. Alta, flaca, con una contextura ósea y cabello envidiables, así como unos ojos profundos y una boca generosa, es de esas mujeres por las que todos giramos la cabeza al verlas pasar (si, incluso nosotras, las otras mujeres).

Trabaja en una empresa multinacional, con un cargo relativamente importante, que si bien no es lo máximo a lo que podría aspirar, es un cargo que la deja vivir tranquila y tener una vida fuera de las cuatro paredes de la oficina, y para ella, que adora tener tiempo para si misma, eso es mas que redituable.

Hace dos años, por esas cosas de la vida, decidió cambiar de aires y probar, dentro de la misma empresa, trabajar en otra área de donde la venían pidiendo hacia un tiempo. Si bien el trabajo no era muy específicamente lo de ella, pensó que este cambio podría abrirle algunos otros horizontes, y por eso mismo se arriesgo.

Al poco tiempo de instalarse en su nueva oficina, se encontró con algunos conocidos trabajando en esa área, lo que le produjo cierta felicidad, ya que sintió que así, con gente que ya conocía, no le iba a costar tanto relacionarse con la nueva gente. Dentro de este pequeño grupito de conocidos estaba Marcos, un contable de mas o menos su misma edad, con el que había coincidido algunas veces en distintos cursos de la empresa. Como el flaco siempre le aprecio de lo mas agradable, empezó a charlar bastante seguido con el, sobre todo al medio día o en los cortes para el café. Estas charlas distendidas (fuera de los ambientes de curso) le hicieron ver que era un tipo copado, dueño de un humor acido e irónico, inteligente y, con lo que en su momento le parecieron dos dedos de frente; en definitiva, alguien con quien podía ser agradable salir alguna vez. Por todo eso, y aunque físicamente no le movía un pelo, es que Marina acepto juntarse para tomar algo la siguiente vez que el la invito.
Sigue leyendo