Archivo de la etiqueta: parejas

Cuanto tiempo te puede durar el “Enamoramiento” (o Por cuánto tiempo te vamos a tener que aguantar así?)

Después de un día –o debería decir semana- de LoCoS como fue el de ayer, habiendo huido como rata por tirante de la ofi para tener que llegar casa y seguir trabajando, me quede pensando en que podía escribir esta semana, que no fuera una sarta de boludeces importantísimas y todas referidas a mi trabajo – que es lo único que mantenía las neuronas haciendo sinapsis, porque si no fuera por esa obligación laboral, les juro que las hubiera desconectado mucho antes-

De entrada pensé seriamente en retomar un texto que ya tenía semirevoleado por ahí, pero fiaca de ponerme a buscar donde lo archive (esto de trabajar un poca aquí y otro poco allá cuando una es un desbole caminando, como diría mi nuevo jefe, NO Garpa!), por lo tanto imposible trabajar/avanzar en él mismo, corregirlo y subirlo. Después se me ocurrió algo referido a la pasión que uno le puede poner a ciertas cosas aun cuando las mismas sean algo completamente desabrido o insignificante, pero luego de haber tipeado un par de párrafos, me di cuenta que estaba hablando sobre el Trabajo en General y MI TRABAJO en Particular, y ese tema prefiero dejarlo para un momento donde el desarrollo del mismo pueda ser objetivo y semi desapasionado (o sea, si planteo el tema como yo quiero, NEVER…pero ya veremos cuando llegue el momento!).

Entonces me encontré con que no tenía nada en la cabecita ni a mano con que trabajar. Un Garrón! Y mientras pensaba en toooodo esto y le daba vueltas por mi cabecita (y ssshhhh…Nadie puede hacer ningún comentario, ok?) releí un poco las últimas entradas y los últimos comentarios del Blog…Y ahí mismo se me ocurrió que yo tenía algo que venía más o menos al caso, porque podía conjugarse con la entrada de CaT. Obvio, cada uno hará las asociaciones que se le ocurran. Yo hice la mía, me pareció que servía y aquí estoy, compartiendo de nuevo algo que escribí hace un tiempito (Vamos con la segunda resurrecion!), pero que puede aplicarse…o por lo menos discutirse!

Entonces: CaT, dear…hablemos OTRA VEZ de tu(s) Enamoramiento(s) y Objeto(s) de Afecto, si?
Sigue leyendo

Anuncios

Educando al (futuro) Ciudadano.

Señoras y Señores:

ULTIMO MOMENTO

VIVIMOS en SO CIE DAD!

Si si, por si todavía hay gente que no se dio cuenta de este pequeño hecho, les confirmo que es así. Y por esta simplísima razón es que, por mas que uno sea uno e individual, y cada uno de nosotros seamos únicos en nuestras características (por mas que compartamos ciertos datos genéticos en nuestra cadena de ADN) propias, estamos en un mundo poblado por otros seres humanos, así que debemos seguir ciertas reglas de convivencia si no queremos que de un tremendo boleo en el orto nos metan en un pabellón psiquiátrico o en una cárcel de por vida…Bueno, quizás exagero porque lo que pensaba plantear hoy son pequeñísimas normas que si son incumplidas no pueden mandarnos directamente a estos sórdidos lugares, pero claro algunas veces una cosa lleva a la otra, y por mucho menos que respetar el orden de una fila o saludar a alguien se han desencadenado guerras. Pero no nos dispersemos que hoy no pretendo tratar casos de crímenes de guerra o lesa humanidad, sino algo mas sencillito: La educación y modales de los niños o por lo menos, aquellas cosas que intentamos enseñarles como tal.

Aclaro desde ya que YO no tengo –y por lo tanto no educo- descendencia ni propia ni ajena, pero no por eso me siento menos calificada para preguntarme algunas cosas sobre los pequeños terroristas que dan vueltas por allí. O sea, tengo muchos amigos que tienen hijos y los mismos se encuentran dentro de un amplio rango de edades que van desde los 6 meses hasta los 17 años, por lo tanto me he dedicado a estudiar sus actitudes respecto a lo que solemos llamar “buenas costumbres”. Y lo que me preocupa no es el accionar de estos…ooohhh Nooo, sino el de los adultos que los acompañan, que son (somos) quienes deberíamos marcarles determinadas pautas para que puedan desenvolverse en este mundo sin que los sienten de culo de un castañazo en la primera de cambio. Sigue leyendo